Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Sudoración excesiva

La sudoración excesiva conocida como hiperhidrosis, es la sudoración anormal y excesiva que no necesariamente está relacionada con el calor o el ejercicio. Puedes sudar tanto que se te empapa la ropa o gotea por tus manos. Además de interrumpir las actividades diarias normales, este tipo de sudoración intensa puede ocasionar ansiedad social y vergüenza.

Tipos de hiperhidrosis

Se pueden diferenciar dos tipos de hiperhidrosis:

Primaria: es típicamente focal y se limita a las axilas, palmas, plantas, zona craneofacial y otras regiones específicas. No se sabe exactamente qué desencadena su aparición, pudiendo verse involucrado algún componente hereditario.

Secundaria: puede ser focal o generalizada, afectando a la mayor parte de la superficie corporal. Es consecuencia de una causa subyacente como puede ser un tumor maligno, insuficiencia respiratoria, diabetes mellitus o alteraciones tiroideas.

¿Cómo prevenir la sudoración excesiva?

Las principales medidas de prevención son:

  • Usar prendas frescas que permitan la transpiración y preferiblemente de fibras sintéticas en vez de fibras naturales, pues repelen el sudor y mantiene la ropa seca.
  • Mantener la vivienda y el lugar de trabajo fresco y bien ventilado.
  • Evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes que puedan estimular la producción de sudor.
  • Reducir los efectos psicológicos relacionados con la sudoración, como el estrés, la tensión y la ansiedad.
  • Extremar la higiene corporal y utilizar productos desodorantes para reducir lo máximo posible el mal olor corporal.
  • Llevar encima una muda de ropa para poder cambiarse a lo largo del día en caso de necesidad.
  • Usar ácido bórico o polvos de talco para regular la sudación, especialmente en los pies.

¿Cuál es el tratamiento?

Antitranspirantes de venta con receta. El médico podría recetarte un antitranspirante con cloruro de aluminio (Drysol, Xerac Ac). Este producto puede irritar la piel y los ojos. Generalmente, se aplica en la piel afectada antes de dormir. Luego, te lavas el producto cuando te levantas, siempre teniendo cuidado de que no entre en contacto con los ojos. Si se te irrita la piel, puede ser útil una crema de hidrocortisona.

Medicamentos para bloquear los nervios. Algunos medicamentos orales bloquean las sustancias químicas que permiten que determinados nervios se comuniquen entre sí. Esto puede reducir la sudoración en algunas personas. Los posibles efectos secundarios comprenden sequedad de boca, visión borrosa y problemas en la vejiga.

Inyecciones de toxina botulínica. El tratamiento con toxina botulínica (Bótox, Myobloc, otros) bloquea temporalmente los nervios que causan sudoración. Se necesitarán varias inyecciones para cada zona del cuerpo afectada. El efecto dura hasta 12 meses y, luego, se debe repetir el tratamiento.

Terapia por microondas. En esta terapia, se utiliza un dispositivo que emite energía de microondas para destruir las glándulas sudoríparas. El tratamiento consiste en sesiones de 20 a 30 minutos cada tres meses.

Extracción de las glándulas sudoríparas. Si solo tienes sudoración excesiva en las axilas, puede ser útil extraer las glándulas sudoríparas. Si no respondes a otros tratamientos, una opción también podría ser el legrado por aspiración, una técnica mínimamente invasiva.

0
¿Cómo elegir unas buenas gafas de sol?
Hongos en los pies

Artículos relacionados

 

Comentarios

¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Copyright © 2019 | Farmacia en Toledo. Diseño web por GrupoDw.es

Política de Cookies

USO DE COOKIES

Deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies para analizar la navegación de usuarios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

A continuación detallamos de manera clara y precisa las cookies que utilizamos y cuál es su finalidad. También informaremos sobre cómo se configuran o deshabilitan.

Toda la información proporcionada por las cookies, la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras que podamos introducir con el objetivo de prestar un mejor servicio a los usuarios de esta página web.

Las aplicaciones que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación son:

Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Esta empresa puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas. Puedes conocer esos otros usos desde los enlaces indicados.

Esta herramienta no obtiene datos de los nombres o apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. La información que obtiene está relacionada por ejemplo con el número de páginas visitas, el idioma, red social en la que se publican nuestras noticias, la ciudad a la que está asignada la dirección IP desde la que acceden los usuarios, el número de usuarios que nos visitan, la frecuencia y reincidencia de las visitas, el tiempo de visita, el navegador que usan, el operador o tipo de terminal desde el que se realiza la visita.

Esta información la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras a introducir con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.

Cómo puedes configurar o deshabilitar las cookies:

Para permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo puedes hacerlo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.
Puedes encontrar información sobre cómo hacerlo en los navegadores más utilizados.: