joven-mujer-sentada-suelo-abrazando-sus-piernas-desnudas_1163-2240

La limpieza de la zona genital es de vital importancia para evitar la aparición de infecciones y enfermedades.
El aparato genital femenino sufre diversos cambios fisiológicos durante la vida de la mujer. En la vagina, estos cambios además se acompañan de variaciones en la flora y otros elementos que componen el ecosistema vaginal. El equilibrio del ecosistema vaginal resulta fundamental para disminuir la incidencia de ciertas patologías y asegurar el bienestar de la mujer.

El lavado de la zona íntima de la mujer se puede llevar a cabo de forma independiente al resto del cuerpo, con la presencia de un bidé, o aprovechando las duchas o baños realizados al cuerpo entero. En el caso de que la limpieza de tu zona íntima la realices en el interior de la ducha o bañera, has de tener en cuenta dos factores que deberán estar siempre presentes en el lavado de tus genitales: el uso de agua tibia y jabón neutro. Estamos ante una de las partes más sensibles del cuerpo de la mujer, por lo que su higiene y cuidado deberán ser delicados y responsables.

Higiene íntima durante la menstruación

La higiene íntima es fundamental siempre, pero durante la menstruación hay algunos aspectos extra que debemos tener en cuenta. Te hablamos de ellos.

Compresas y tampones. Es fundamental saber elegir tampones y compresas adecuados. Lo recomendable es que sean de algodón, ya que algunas compresas, por ejemplo, contienen materiales plásticos que pueden provocar alergias, irritación y sudoración. Siempre debemos elegir un producto que nos resulte cómodo, apto a nuestra cantidad de flujo y cambiarlo con la frecuencia correspondiente. No es conveniente dejarnos un tampón más de 6 horas. También es interesante saber que existe una alternativa a los tampones y las compresas, que es la copa menstrual.

Frecuencia de higiene. Es fundamental lavar la zona íntima, pero ¡ojo! tampoco debemos pasarnos en la frecuencia, ya que una excesiva higiene íntima elimina la flora vaginal que nos protege de infecciones. Si, generalmente, con la ducha diaria es suficiente, en los días de menstruación es necesario aumentar la higiene, al igual que hay que hacerlo en ocasiones concretas, como después de hacer ejercicio, tras mantener relaciones sexuales, etc.

Ropa. Procura utilizar ropa interior de algodón y evita la ropa muy ajustada, ya que favorece el calor y la humedad y eso propicia las infecciones por hongos.

Productos de higiene. Si utilizamos jabón íntimo, es necesario que elijamos uno exclusivo para este fin, es decir, no vale cualquier jabón, ya que muchos contienen detergentes, perfumes, colorantes y conservantes que pueden ocasionarnos molestias y problemas.

El Gel Íntimo de Suavinex está especialmente formulado para limpiar las áreas vulvar y perineal.
Indicado para la higiene diaria de cualquier mujer en edad fértil, especialmente durante el embarazo y el postparto. Con pH entre 3,5 y 4,5 que limpia de forma especialmente suave, sin alterar el equilibrio natural de la mucosa vaginal.

El ácido láctico refuerza la protección de la zona previniendo de posibles infecciones. Los extractos de caléndula y aloe vera del Gel Íntimo de Suavinex, por sus propiedades antisépticas, hidratantes y calmantes, refrescan evitando las complicaciones más comúnmente asociadas a la sequedad.

Encuentra el gel íntimo Suavinex en nuestra tienda online