download

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas hinchadas en el ano y en la parte inferior del recto, parecidas a várices. Son varias las causas de las hemorroides, aunque a menudo se desconoce el origen específico. Pueden producirse como resultado de un esfuerzo al evacuar los intestinos o debido al aumento de presión en esas venas durante el embarazo. Las hemorroides pueden encontrarse dentro del recto (hemorroides internas) o pueden aparecer debajo de la piel alrededor del ano (hemorroides externas).

Las hemorroides son muy comunes entre los hombres y mujeres. Aproximadamente la mitad de las personas tienen hemorroides a los 50 años. 

Principales síntomas de las hemorroides

Un bulto cerca del ano, que puede ser sensible o causar dolor (puede ser una hemorroide trombosada)

Causas
Las venas alrededor del ano tienden a extenderse bajo la presión y pueden aumentar de tamaño o hincharse. Las venas hinchadas (hemorroides) pueden desarrollarse a partir de un aumento en la presión en el recto bajo debido a:

Es más probable que las hemorroides ocurran con la edad debido a que los tejidos que soportan las venas en el recto y el ano se pueden debilitar y estrechar.

Cómo prevenirlas
La mejor manera de prevenir las hemorroides es tratar de que las heces sean siempre blandas para evacuarlas con facilidad. Para prevenir las hemorroides y reducir sus síntomas, sigue los consejos a continuación:

Come alimentos con alto contenido de fibra. Consume más frutas, vegetales y cereales integrales. Hacer esto ablanda las heces y aumenta su volumen, lo que te ayudará a evitar la fuerza excesiva que puede causar hemorroides.
Bebe mucho líquido. Bebe de seis a ocho vasos de agua y otros líquidos (que no sean bebidas alcohólicas) por día para que las heces sean blandas.
No hagas demasiada fuerza. Hacer fuerza y contener el aliento cuando tratas de evacuar heces genera mayor presión sobre las venas de la parte inferior del recto.
Haz ejercicio. Mantente activo para ayudar a evitar el estreñimiento y reducir la presión sobre las venas, que puede producirse cuando pasas mucho tiempo de pie o sentado. El exceso de peso puede ser uno de los factores que causan hemorroides. Hacer ejercicio también puede ayudarte a bajar de peso.
Evita pasar mucho tiempo sentado. Estar sentado demasiado tiempo, en particular en el inodoro, puede aumentar la presión sobre las venas del ano.